El latir de ese sentimiento  era muy destinto ,me  impulsaba a decir todo  lo que  sentía, y quizás ni si quiera  lo oyeron  porque  mi voz se quebró .Lo único  que  se es que  tu siempre  sabes escucharme y aunque  susurro